Back to Blog
Real estate and Business
Author: Елена Шляпникова Fecha: 05.07.2017

Los impuestos al alquilar una propiedad en España

 

Ser propietario de una propiedad en España es rentable y prestigioso, así como es una oportunidad de poder disfrutar de unas vacaciones en las orillas del mar Mediterráneo casi todo el año. Pero también significa que usted, como el propietario, tiene ciertas obligaciones fiscales en España. Por supuesto esas obligaciones varían en función de su estado y el tipo de residencia en España, en caso de tenerla, ya que hay diferentes tipos de permisos de residencia en el país. En este artículo, le ofrecemos una breve descripción de los impuestos devengados al alquilar un inmueble en España.

Los impuestos en caso si usted no es un residente de España: la tasa de impuesto sobre la renta de los pagos de alquiler por parte de personas que no tienen residencia permanente o una representación permanente en España, es a desde el año 2012, del 24,75 % de la cantidad total recibida, aunque (así como para los residentes en España) ciertos gastos se deducen, si el propietario es residente de la Unión Europea. Este impuesto se paga a la Hacienda de España en base de cada pago de arrendamiento a medida que se reciban. Como alternativa, el contribuyente puede optar por pagar este impuesto sobre la cantidad de los pagos de arrendamiento recibidas cada trimestre.

Los impuestos en caso si usted es residente en España: los ingresos recibidos por alquilar un inmueble por personas físicas residentes en España, se sumará a otros ingresos totales. En este caso, la base del impuesto estará sujeta a la tasa del impuesto sobre la renta de una persona física en España. Este impuesto se llama IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) y esta tasa puede variar entre el 24,32 % a 56 %, dependiendo de la región autónoma de España. Todas las ganancias de un individuo se declararán cada año mediante la presentación de una declaración de la renta para el pago del impuesto sobre la renta de residente de España. En diferencia a los no residentes (con excepción de los residentes de la UE), de los ingresos totales de la renta en este case se pueden deducir los siguientes gastos:

  • Los intereses pagados por préstamos para la compra de inmuebles en España, así como los costes de la reforma de la propiedad;
  • La suma de impuestos locales;
  • Los pagos a terceros para la prestación de servicios profesionales (por ejemplo, el administrador, el personal, etc.);
  • Los costos administrativos asociados con el registro de los contratos de arrendamiento;
  • Las pólizas de seguro y sus aumentos de inmuebles y de la responsabilidad que pueda surgir en relación con esto;
  • Utilidades y otros costes para el suministro de servicios;
  • Amortización del valor de la propiedad.

Además, los residentes en España pueden disfrutar de los beneficios fiscales de los ingresos de alquiler de inmuebles utilizados para vivir y no como un local comercial.

También es necesario considerar que las obligaciones tributarias serán diferentes si el propietario que recibe el alquiler es una empresa legalmente registrada en España.

Nuestra empresa se ocupa del cálculo de los impuestos de los residentes y no residentes en España durante más de 15 años. La información específica sobre los impuestos que usted tiene que pagar en su caso particular y de qué beneficios puede aprovechar, así como un asesoramiento profesional, le proporcionará nuestro abogado en Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog